Web de la FPdGi
 
IMPULSA - Fòrum Fundació Príncep de Girona
IMPULSA - Fòrum Fundació Príncep de Girona

''Con vuestra complicidad, la generación IMPULSA transformará el mundo''



22/06/2011

Muy buenas tardes a todos. Llegamos al final de un día intenso, estimulante, lleno de información y de ingredientes para la reflexión, para el aprendizaje; para avanzar, en definitiva. Os hablo en estos momentos con la gran satisfacción de sentir que la jornada ha sido —y será— útil y provechosa. Contagiado, seguro que como todos vosotros, de los valores y de la capacidad transformadora presentes en cada instante del programa del Fórum IMPULSA de este año.

 Permitidme que al iniciar estas palabras agradezca, en mi nombre y en el de la Princesa, a la sociedad civil de todas las comarcas de Girona y también a sus autoridades, el apoyo que desde sus inicios han dado a la Fundación y, especialmente, al Fórum que ahora clausuramos.

 La Fundación quiere que las comarcas de Girona sean reconocidas por su dedicación a los jóvenes. Por ser el territorio de inicio y de referencia de proyectos que contribuyan, como lo hacen el Fórum y los Premios, a explicar a nuestra juventud el espíritu que nos mueve. Este año, centenares de jóvenes de toda España han comprobado el carácter único de esta ciudad: estoy seguro de que no la olvidarán y será para ellos el referente de este espíritu que espero les haya cautivado y contagiado.

 La presencia en nuestra Fundación de patronos de diferentes rincones de nuestra geografía nos permite extender la acción desde Girona al resto de Catalunya y de España. A todos ellos les agradecemos profundamente su compromiso con el presente y el futuro de la Fundación, así como el apoyo y la colaboración prestados, junto con los miembros de nuestro Consejo Asesor, a las presentaciones que hemos tenido ocasión de realizar en Sevilla, Zaragoza, Bilbao y Madrid.

 Y tengo que decirles, muy satisfecho, que hemos encontrado en todas estas ciudades una plena sintonía con nuestros objetivos y un gran afecto e interés por la FPdGi. Su complicidad con nuestros propósitos y el respeto por una institución como la nuestra, cuyas señas de identidad se adentran en las raíces de esta tierra, constituye un motivo de legítimo orgullo que nos anima en nuestro afán por seguir avanzando en este proyecto integrador.

 Hoy hemos comprobado en el Fórum que los sueños pueden convertirse en realidad y que podemos crear futuro con la ilusión como arma fundamental. Nos han acompañado personas que lo han hecho, y nos han explicado cómo, cada uno en un lugar distinto del planeta y en un entorno profesional y vital diferente. Expertos de primer nivel han querido compartir con nosotros su conocimiento, dando contenido y contexto a cada uno de los cuatro elementos clave de nuestro Fórum y poniendo de manifiesto que si aprovechamos bien las circunstancias de cada momento y combinamos con inteligencia sentimiento, imaginación y esfuerzo, el progreso está en nuestras manos.

 Decíamos esta mañana que en la FPdGi creemos firmemente en el valor de compartir: cuatro parejas de jóvenes y no tan jóvenes lo han hecho hoy aquí, compartir y conversar como muchas más parejas durante los meses previos al Fórum. La audacia y la experiencia unidas para el cambio. Las palabras de Mireia Seguí, estudiante de la Universitat de Girona, nos han confirmado el valor de esta unión. Las ideas surgidas de estos encuentros marcarán sin duda los valores de IMPULSA, que desde la Fundación nos proponemos llevar allá donde podamos llegar.

 Como colofón a cada bloque, la emoción de comprobar cómo un joven podía describirnos ilusionado un proyecto ya en marcha, resultado del tesón, la voluntad y el esfuerzo. En India, en Alemania, en Barcelona o en Massachusetts.

 Tantas ideas, incluidas todas en una síntesis visual que nos permite también ordenar nuestro pensamiento. Tantos momentos de interacción que espero nos permitan a todos, jóvenes y no tanto, regresar cargados de ideas, proyectos, preguntas y, ¿por qué no?, también de algunas respuestas.

 De la misma manera, espero que los empresarios, académicos, profesionales, educadores, científicos y servidores públicos presentes hayáis disfrutado —y os quede huella— de la energía transformadora que nuestros jóvenes os hayan transmitido. Os necesitan: ayudémosles a encauzar y orientar esa energía para que desarrollen todo su potencial.

 En un momento de la mañana, la Princesa y yo hemos visitado los talleres paralelos, para ser testigos también de la energía con la que, en un tiempo récord, tantos adolescentes hacían gala de su creatividad y capacidad de innovación para lograr construir un robot. Todo un reto que han cumplido de forma impresionante. Nos hemos acercado igualmente al espacio en el que niños, más jóvenes en este caso, utilizaban su imaginación para diseñar la escuela que querrían en el futuro. Sus conclusiones nos sorprenderán a todos.

 Ya por la tarde, los instrumentos de viento y una jovencísima voz nos han transportado con emoción a un mundo de sensaciones especiales, y finalmente hemos sido testigos de un espectáculo original, distinto y con fuerza, que nos ha acompañado en la despedida de IMPULSA 2011: voz y teatro se han fundido en un momento único.

 Gracias a todos de corazón: a los ponentes, participantes y artistas que nos habéis hecho sentir que hoy hemos vivido un día especial, inolvidable. Un día construido desde hace muchos meses por un equipo motivado, unido y movido sobre todo por la ilusión: de actuar, de ayudar a construir futuro.

  Señoras y señores,

 La actividad propia de la Fundación, el Fórum y los Premios IMPULSA constituyen tres espacios que se retroalimentan. Y siempre con los jóvenes como protagonistas.

 En estos tiempos difíciles, especialmente para la juventud, los Premios IMPULSA quieren aportar, con toda humildad pero también con gran convencimiento, apoyo a los jóvenes con inquietudes que buscan, con esfuerzo y trabajo, su propio camino. Nacieron hace ahora un año, junto con el primer Fórum, con el propósito de promover, facilitar y fomentar la iniciativa de jóvenes creativos y atrevidos que asuman riesgos y aporten valor a su trabajo, entendiendo que los fracasos también son oportunidades. Jóvenes preocupados así mismo por las repercusiones en nuestro entorno de todo lo que hacen.

 Los premiados del año pasado son para la FPdGi portavoces de la opinión de muchos jóvenes. Uno de ellos nos ha explicado hace pocos minutos lo que ha significado para su proyecto profesional el premio que recibió en la pasada edición. Y es una alegría inmensa comprobar que durante el año pasado todos ellos han recogido, cada uno en su ámbito, importantes frutos, resultado de su esfuerzo y dedicación. Gracias por compartir con la Fundación vuestros progresos.

 Saben ustedes que los Premios Impulsa reconocen también la labor de una entidad que concentra esfuerzos y recursos en el colectivo de la juventud, como lo hace nuestra Fundación. En esta edición, el Premio para una Entidad ha recaído en la Fundación Balia, que dedica su actividad en la Comunidad de Madrid a niños y jóvenes procedentes de entornos desfavorecidos y en riesgo de exclusión, trabajando en temas tan fundamentales como el fracaso escolar, la educación en valores, la inclusión social y la prevención de la violencia.

 Romain Quidant dejó su Dijon natal para desarrollar en nuestro país su impresionante tarea investigadora. Interdisciplinares y punteros, sus desarrollos para el diagnóstico precoz y el tratamiento mínimamente invasivo de ciertos tipos de cáncer a partir de nanopartículas de oro impresionaron al jurado del Premio de Ciencia y Academia.

 A pesar de haber iniciado sus estudios en la Facultad de Medicina, Borja Bagunyà, tal como han podido escuchar, ha perseguido su vocación literaria desde siempre. Esperemos que nuestro digno merecedor del Premio Impulsa de Cultura y Deporte nos regale muchas páginas en el futuro y que su obra llegue, a través de la traducción, a miles de lectores de todo el mundo.

 Marc Bonavia, Premio Empresa, fundó SITmobile a los 24 años. Sus estudios de Farmacia le habían conducido a Holanda, pero no tardó en descubrir que las tecnologías de la comunicación eran su verdadera vocación. Superando numerosos obstáculos, la empresa que fundó con Enric Solé y su permanente apoyo a los jóvenes emprendedores desde la Asociación de Jóvenes Empresarios lo convierten en un modelo para muchos.

 El doctor Pere Barri ha merecido el Premio Social por su contribución a la lucha contra la llamada «enfermedad silenciosa de África». Gracias a él y a su equipo, cada vez más mujeres que han sufrido ablación y que se encuentran en nuestro país pueden acceder gratuitamente a un programa de reconstrucción.

Felicidades a los cinco. Os deseamos todos los éxitos posibles y os emplazamos a continuar vinculados a la Fundación. Desde ahora, vuestros logros serán también —con vuestro permiso— un poco los nuestros.

 Señoras y señores,

Ningún tiempo ha sido sencillo. Y, desde luego, tampoco lo es el actual. España debe hacer frente no solo a la crisis económica, sino también dar respuesta a los cambios generalizados y diversos que tienen lugar en nuestro mundo. Cambios que afectan a nuestro entorno natural, a la sociedad, a la esperanza de vida, a la tecnología, al transporte… Cambios profundos y a menudo imprevistos.

 Vivimos en una sociedad en la que la abundancia y la calidad de los recursos tecnológicos y humanos coexisten a menudo con la inseguridad económica, la precariedad o la inequidad. Y actualmente, un número muy importante de jóvenes no pueden acceder a un puesto de trabajo. No podemos aceptar que la desesperanza se instale en ellos, ni que se vean o sientan excluidos, material, social o emocionalmente. Por ellos en lo personal, y por el futuro de España.

 Juntos hemos de buscar soluciones a nuestros problemas, más allá del desencanto o el desánimo, para proyectar de nuevo nuestro país hacia el futuro con fuerza, seguridad y confianza.

 En el mes de octubre del año pasado hablé en Asturias sobre que los tiempos de crisis nos obligaban a «redefinir proyectos y modos de vida». Animé a dar «un mayor vigor e impulso a nuestra vida pública», renovando comportamientos y cambiando actitudes; fortaleciendo, al fin y al cabo, nuestras instituciones, «porque a través de ellas es como se pueden y deben articular las soluciones que esperan los ciudadanos». También pedí «buscar la moderación donde haya habido excesos; ética donde haya habido abusos, y actuar así con realismo, coraje y rigor a partir de la integridad, el esfuerzo y la cultura del trabajo bien hecho».

 Todo esto supone un reto enorme. Y estoy seguro de que coincidiréis conmigo en que, para hacerle frente con éxito, España necesita de todos y cada uno de sus ciudadanos. Nadie debe quedar al margen. No son momentos para la división, sino para integrar y para sumar esfuerzos.

 Señoras y señores,

Quiero dedicar mis últimas palabras específicamente a los más de 500 jóvenes que estáis en el Fórum. Hoy hemos escuchado aquí que el futuro va a ser global. Nadie lo duda. Que los jóvenes de hoy se deben preocupar por el mundo tanto como por su entorno más inmediato.

 Las ciudades y los países serán competitivos porque sus ciudadanos lo sean. Girona será global si lo son sus jóvenes. Que cada nuevo idioma que los jóvenes aprendan les abrirá las puertas a una nueva forma de pensar, a una nueva cultura y a una nueva forma de ver el mundo. Les hará más globales y, por lo tanto, más competitivos y preparados para el futuro. La excelencia o el reconocimiento en vuestro campo o actividad es importante, mucho; pero aún lo es más el modo positivo, la actitud con la que afrontéis vuestra vida, profesional y personal. Esa es vuestra responsabilidad.

 Los jóvenes que habéis querido venir al Fórum lo habéis hecho porque tenéis inquietudes y aspiraciones. Porque deseáis aprender, conocer, compartir, dialogar. Estáis lejos de la pasividad o el conformismo. Por todo ello, dejadme deciros que vuestra presencia y compromiso hoy aquí es una razón para el optimismo y un motivo para la esperanza.

 Venir a Girona a este Auditorio revela en vosotros una actitud positiva, abierta, receptiva; un espíritu constructivo. Aunque puede ser en otras ocasiones también crítico y, a veces, muy crítico. Formáis parte de una poderosa generación de jóvenes dispuestos a asumir sus responsabilidades, su rol social, su lugar en el escenario, dispuestos a abriros camino en la vida por vosotros mismos, pero con el valor de la solidaridad incorporado a vuestro patrimonio.

 Hoy hemos visto aquí a jóvenes españoles hablar y brillar junto a jóvenes de otros países. Hemos comprobado, un día más, que tenemos jóvenes preparados y de mentes brillantes. Destacan por su inquietud, por la capacidad de adaptación, por su esfuerzo para lograr las metas personales y su deseo de ser útiles, provechosos para el avance social de todos en libertad y democracia.

 Espero que el Fórum haya estado a la altura de vuestras expectativas. Os deseo que volváis llenos de energía a casa, al centro educativo, a la universidad, a vuestro trabajo o a la empresa, inspirados por los testimonios que habéis escuchado, con una visión más amplia y abierta de la realidad a la que os tenéis que enfrentar. Que os sintáis satisfechos con vuestra participación y aportación. Que el ejemplo de nuestros premiados haya estimulado vuestra iniciativa y os provoque esa pregunta de… ¿por qué no yo?

 Pero, sobre todo, en lo que confío es en que el Fórum os haya servido para convenceros —y para que convenzáis a vuestros amigos y compañeros— de que en los tiempos que vienen es necesaria una nueva mentalidad, un espíritu activo y una actitud emprendedora que, unidos a la ilusión y a una buena preparación, os impulse en vuestra vida. En beneficio vuestro y en el de toda España.

 Todos vosotros formáis parte, desde hoy, de la que en la Fundación nos gusta denominar «generación IMPULSA». Con vuestra complicidad y vuestro apoyo, esta generación crecerá día a día, con cada actividad, con cada Fórum, con cada Premio. Con vuestra complicidad, la generación IMPULSA transformará el mundo.

Muchas gracias a todos.

Gràcies a tothom.

 

Impulsa - Fòrum Fundació Príncep de Girona

Copyright © 2019 IMPULSA Fòrum Fundació Princesa de Girona
C. Juli Garreta, 1, 1r E - 17002 Girona (Spain)
Tel. +34 972 410 410 - Fax +34 972 410 400
impulsa@fpdgi.org  /  Aviso legal  /  Fundación Princesa de Girona  /  Uso de cookies

Interactiu