Web de la FPdGi
 
IMPULSA - Fòrum Fundació Príncep de Girona
IMPULSA - Fòrum Fundació Príncep de Girona

Cuando hablamos de educación emprendedora, estamos hablando del futuro, en términos económicos y sociales

Debemos reconocer el valor añadido que la educación emprendedora aporta a la sociedad, en términos de mejor preparación de los jóvenes, más oportunidades de empleo, y más ingresos que repercuten directamente en los impuestos que recauda el gobierno, con lo que puede invertir más en educación.

  • Caroline Jenner

El mundo es hoy más competitivo que nunca. Debemos formar a nuestros jóvenes en estrecho contacto con un mundo global, para que aprendan a trabajar en equipo, a organizarse, a ser ambiciosos y no ponerse límites, a favorecer el progreso social y también a fracasar y a aprender de ello.


Esta es la misión desde hace décadas desde Junior Achievement Worldwide. Hoy llegamos a más de 10 millones de estudiantes en 6 continentes.


Intentamos involucrar a todo el sistema educativo, para que toda la comunidad sea consciente de la necesidad de crear mentalidad emprendedora en las escuelas, puesto que es una experiencia que, haga lo que haga cada joven estudiante, le será útil para toda la vida.


¿Qué pasa cuando los jóvenes dejan la escuela, la universidad, y pasan al mundo profesional? Hemos demostrado que hay unos índices mucho más bajos de abandono escolar entre los niños que durante su formación han obtenido educación emprendedora.


En los ciclos de educación infantil, un 63% de los niños quieren ser emprendedores, pero este porcentaje se va invirtiendo a medida que crecen. Hay que invertir esta tendencia, y para ello está la motivación para emprender en cualquier tipo de proyecto.


Debemos reconocer el valor añadido que la educación emprendedora aporta a la sociedad, en términos de mejor preparación de los jóvenes, más oportunidades de empleo, y más ingresos que repercuten directamente en los impuestos que recauda el gobierno, con lo que puede invertir más en educación.


Y la clave para que los valores de emprender estén presentes en toda la educación es que ésta aparezca de una manera transversal, y no impartida como una materia en sí misma, separada de las demás.


Para ello, hay que formar a todo el profesorado, puesto que ellos son los multiplicadores clave, y hay que exponer a los alumnos a profesionales, role models, investigadores, porque ellos son los que van a "validar" la capacidad de los jóvenes cuando éstos accedan a la vida laboral.


Hay que combinar las capacidades en ciencia y tecnología con las habilidades de emprendeduría, en todo el sistema educativo.


Necesitamos que el sistema sea abierto, colaborativo, que haya diversidad en el proceso de toma de decisiones, y una sana competencia, para conseguir que la transición de la escuela al mundo laboral sea mucho más fluída.


Hay que animar a los jóvenes a convertirse en emprendedores sociales, a que piensen en el impacto que pueden tener sus acciones en los demás. La creatividad es paralela al concepto de crear valor.


Cuando hablamos de educación emprendedora, estamos hablando de potencial humano, pero sobre todo, estamos hablando del futuro, en términos económicos y sociales.

Impulsa - Fòrum Fundació Príncep de Girona

Copyright © 2019 IMPULSA Fòrum Fundació Princesa de Girona
C. Juli Garreta, 1, 1r E - 17002 Girona (Spain)
Tel. +34 972 410 410 - Fax +34 972 410 400
impulsa@fpdgi.org  /  Aviso legal  /  Fundación Princesa de Girona  /  Uso de cookies

Interactiu