Web de la FPdGi
 
IMPULSA - Fòrum Fundació Príncep de Girona
IMPULSA - Fòrum Fundació Príncep de Girona
  • Prensa
  • /
  • Actualidad
  • /
  • David Heinemeier: ¡Todas las excusas que ponemos para no emprender son culpa nuestra!

David Heinemeier: ¡Todas las excusas que ponemos para no emprender son culpa nuestra!

Hoy todo es muy bonito pero, ¿qué pasará el lunes? Si echamos la vista veinte años atrás nos daremos cuenta de los obstáculos reales que había y de cómo actualmente tenemos unas oportunidades excepcionales para sacar adelante un proyecto.

  • David Heinemeier

Tienes una gran idea, quieres comenzar un negocio, y el lunes te das cuenta de que empezar de cero es frustrante y te pones a buscar excusas para dejarlo correr, porque todo son obstáculos.


Ahora mismo, nuestra "gran excusa" es el estado de la economía. Nos dan una oportunidad de decir: está todo tan mal que no es culpa mía si no puedo emprender.


Eso no es cierto: ¡siempre es culpa nuestra! ¡Todas las excusas que ponemos son culpa nuestra!


Si echamos la vista veinte años atrás nos daremos cuenta de los obstáculos reales que había y de cómo actualmente tenemos unas oportunidades excepcionales para sacar adelante un proyecto.


Hace veinte años, lo primero que tenías que hacer era convencer a alguien para que te diera el dinero que necesitabas para abrir un negocio: tenías que alquilar un local, tener una oficina, cierta infraestructura, etc. E incluso así, si eras de un mercado pequeño, como Dinamarca, con cinco millones de habitantes, no tenías acceso a un mercado mundial. Y hay muchos negocios que, sin un mercado grande donde vender su producto o servicio, no funcionan. Tenías que conseguir que la prensa hablara de ti para que alguien se diera cuenta de que existías.


Muchas de estas cosas (convencer a todos de que tenías una buena idea) requerían que tuvieras un buen currículum y un buen padrino. No tener un buen "pedigrí"... ¡eso sí era un problema o una excusa real!


Hace veinte años se estrenó Jurassic Park, la película del renacimiento de los dinosaurios. Y hoy día, todas estas excusas que ponemos son dinosaurios.


Ahora hay miles de proyectos que puedes poner en marcha sin ningún tipo de infraestructura.


Hace diez años necesitamos solo 250 dólares mensuales para mantener en funcionamiento el servidor desde donde desarrollamos Basecamp, mi primera empresa. Y posteriormente, mientras creaba Ruby on Rails, tuve acceso a comunidades con los mejores desarrolladores de software del mundo sin moverme de mi pequeño estudio de Copenhague.


Ahora ya no nos hace falta recurrir a los bancos, a los inversores tradicionales. A través del crowdfunding podemos ir directamente a pedir dinero a los clientes o usuarios que querrán comprar nuestro producto. Y a ellos no les interesa qué currículum o qué padrino tenemos sino, sencillamente, si nuestro producto es bueno o no, si lo que les propones es interesante. Cuando vas directamente a la gente, puedes pasar de lo que no es esencial.


El teletrabajo es una realidad. Es indiferente el punto del mapa en que te encuentres. 37 Signals, la empresa que gestiono actualmente, pasó de ser una consultora a una empresa de software sin movernos de Copenhague. Y ahora vivo entre Estados Unidos y Marbella, que no es precisamente la capital de software del mundo, ¡pero tiene un puerto más bonito que el de Copenhague!


Tened claro que hoy todas las barreras para hacer realidad los proyectos han desaparecido. Ya no tenemos excusas. No tenemos costos de oportunidad: este es el mejor regalo.


Y todos nosotros no tenemos más opciones que crear algo nuevo.


¡Id a por ello!


 

Impulsa - Fòrum Fundació Príncep de Girona

Copyright © 2019 IMPULSA Fòrum Fundació Princesa de Girona
C. Juli Garreta, 1, 1r E - 17002 Girona (Spain)
Tel. +34 972 410 410 - Fax +34 972 410 400
impulsa@fpdgi.org  /  Aviso legal  /  Fundación Princesa de Girona  /  Uso de cookies

Interactiu